Saltar al contenido

Nada para nadie; América y Tigres dejan todo para la vuelta

15673399_10209895894371648_627453567_n

La tan esperada final del Apertura 2016, disputó su partido de ida en el Estadio Azteca, tras el cuarto lugar del América en el Mundial de Clubes. En un duelo cargado de lado americanista, América y Tigres terminaron empatando 1-1.

Los dos equipos iniciaron con todo en busca del arco rival. El primer en avisar fue Tigres, con un cabezazo de Guido Pizarro dentro del área apenas al minuto 1 del partido, que se fue muy desviado del arco americanista. La respuesta americanista llegó apenas tres minutos después, con un potente disparo de Renato Ibarra que Nahuel Guzmán prefirió desviar con los puños, debido a la fuerza y movimiento que había adquirido el esférico.

Luego de un lapso de partido en donde el juego se vio cortado por faltas en medio campo, América se mostró mejor y más peligroso. Al minuto 25, Oribe Peralta recortó dentro del área, disparó pero Nahuel Guzmán logró rechazar.

En el rebote, el propio Peralta controló pero Jesús Dueñas hizo contacto con él dentro del área y el silbante señaló penal para los locales. El encargado de cobrar fue Oribe, que tras una “amigable” plática con el guardameta argentino, buscó cobrar con potencia pero estrelló su remate en el travesaño al 28.

América siguió siendo mejor y al minuto 40, Michael Arroyo lo intentó de tiro libre directo por izquierda pero Nahuel bien parado, recostó y logró desviar nuevamente. Poco antes de finalizar el primer tiempo, André-Pierre Gignac se escapó por izquierda, por velocidad se llevó a Paolo Goltz y definió de “tres dedos” entre las piernas de Moisés Muñoz para abrir el marcador.

En el segundo tiempo, Tigres apostó por cederle por completo la iniciativa a América y buscar liquidar a contragolpe o irse con la mínima ventaja a Nuevo León; no obstante a balón parado, las Águilas encontraron el gol del empate.

En un cobro de tiro de esquina, Pablo Aguilar peinó a primer poste y Bruno Valdez apareció solo dentro del área chica para puntear el esférico, y mandarlo al fondo para igualar los cartones a los 68 minutos del partido.

Las alarmas se encendieron en Tigres a los 75 minutos, cuando tras una jugada dentro del área, André-Pierre Gignac se quedó tendido en la misma y tuvo que salir de cambio, para que ingresara su compatriota Andy Delort.

El título del fútbol mexicano se definirá el próximo domingo 25 de diciembre, cuando Tigres reciba al América a las 18:00 horas en el Estadio Universitario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s