Skip to content

En penales, Tigres es campeón de México

c0km2ghveaebd70-jpg-large

La final navideña fue más cardiaca y polémica de lo que se esperaba. Desde el manchón penal, Tigres se coronó campeón del Apertura 2016, al vencer 3-0 al América en una tanda dominada por Nahuel Guzmán.

Los dos equipos arrancaron “calientitos”, pues apenas a los 4 minutos de haber iniciado, Renato Ibarra y Guido Pizarro se enfrascaron en un conato de bronca, en donde el argentino le pedía al silbante el cartón preventivo para el ecuatoriano.

Aún así el primero en tirar hacia el arco rival fue el América, con un trio libre directo de Michael Arroyo que controló sin problemas en el fondo Nahuel Guzmán. El planteamiento de los dos equipos era claro, buscarían ofender pero sin regalar nada en zona baja, y es por eso que el esférico se peleó con fuerza en el medio campo.

Tigres solo encontró una en la primera parte y fue al minuto 31. Javier Aquino la tomó en los linderos del área, tras un rechace en tiro de esquina y con un disparo potente la mandó directo al ángulo pero en el camino se cruzó Moisés Muñoz, para a mano cambiada sacarla hacia tiro de esquina.

Para la segundo parte, el arbitraje comenzó a influir de manera importante en contra de ambos conjuntos. Al minuto 59, Ismael Sosa se metió al área por derecha y fue derribado por Pablo Aguilar, con una carga por la espalda y el árbitro no señaló nada. Apenas un minuto después, Michael Arroyo dejó la plancha sobre Hugo Ayala en la banda derecha y el silbante solo amonestó al ecuatoriano.

Solo pasaron cuatro minutos para que sucediera otra jugada polémica, ahora del otro lado. Rubens Sambueza entró al área con balón controlado, fue empujado por atrás por Iván Estrada y el silbante solo señaló tiro de esquina.

El partido se hacía “viejo” y los dos equipo se decidieron a ir hacia el frente. Tigres se quedó muy cerca del grito de gol al minuto 66, cuando Juninho cobró un tiro libre por izquierda directo al arco para la buena reacción de Moisés Muñoz. En el rechace, el balón llegó de nueva cuenta al área y fue el propio Juninho, quien de cabeza la estrelló en el travesaño.

Todo apuntaba a los tiempos extra y la pregunta se inclinaba hacia el cansancio de ambos equipos pero justo al minuto 90, Tigres se quedó con 10 jugadores, tras una falta sobre Renato Ibarra cuando el ecuatoriano parecía irse solo hacia adelante.

Para el arranque del tiempo extra, América aprovechó de inmediato el hombre de más y al 94, Pablo Aguilar peinó el balón dentro del área para que apareciera un solitario Edson Álvarez y solo empujara para marcar el gol de la ventaja.

Las malas decisiones del silbante derivaron en una trifulca entre jugadores de la banca y del campo. Cuando América se preparaba para realizar su tercer cambio, Gignac le reclamó algo al técnico americanista, Ricardo La Volpe, Carlos Quintero se metió y de inmediato se armó la bronca. El resultado del pleito fue la expulsión de Ventura Alvarado y Paolo Goltz por parte de América, además de José Rivas por parte de Tigres.

Nueve contra nueve, Tigres se lanzó buscando el empate y faltando solo un minuto para finalizar, Jesús Dueñas se vistió de héroe para cabecear dentro del área, igualar el marcador y mandarlo a penales.

La historia de los penales, fue un cuento de hadas para Nahuel Guzmán. El argentino le atajó los envíos a William da Silva, Silvio Romero y Javier Güémez, paradoja a Tigres campeón por quinta vez en el fútbol mexicano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s