Skip to content

Las diagonales de la Semana 9 de la NFL

Una semana más terminó dentro de la NFL con las Philadelphia Eagles como el mejor equipo hasta el momento, además de uno San Francisco 49ers que ya piensan en la siguiente temporada, tras sumar una nueva derrota frente a los Arizona Cardinals.

Como cada semana te presentamos los cinco puntos a destacar de la fecha disputada, faltando ocho jornadas por disputarse para conocer a las franquicias que estarán en la postemporada.

5.- La indisciplina de la NFL.

La flexibilidad de los silbantes dentro de los emparrillados a veces raya en lo ridículo, y es que ya son dos semanas consecutivas en las que se registran golpes peligrosos en la cabeza que han dejado pasar y que ni siquiera se han juzgado posteriormente.

Hace una semana Kiko Alonso propinó un fuerte golpe con el hombro al mariscal de campo de los Cuervos de Baltimore, Joe Flacco, dejándolo fuera del partido con una conmoción y los árbitros sólo sancionaron el golpe con quince yardas de castigo.

En esta semana Mike Evans protagonizó una indisciplina aún mayor. El receptor de los Tampa Bay Buccaneers se lanzó a golpear a Marshon Lattimore, quien previamente había tenido una discusión con el mariscal de campo de los ‘Bucs’, Jameis Winston. La sanción para Evans fue de un sólo partido, algo verdaderamente inconcebible.

De igual manera en el juego entre San Francisco y Arizona, el novato quarterback de los 49ers, Casey J. Beatahrd recibió constantes golpes en la cabeza, cuando se deslizaba sobre el terreno de juego luego de varios acarreos; los silbantes ni siquiera señalaron las faltas.

Aún en el juego de ayer disputado en Lambeau en un pase incompleto de Matthew Stafford, su receptor fue golpeado por la espalda cuando se encontraba verdaderamente indefenso y los jueces de nueva cuenta no señalaron nada.

Si se suspende a jugadores por violencia doméstica, lo cual nos parece muy justo, la Liga debería ser congruente y cuidar la integridad de los mismo dentro del campo.

4.- La debacle de Denver y su oscuro panorama.

Volviendo a temas dentro del terreno de juego, lo que sucede actualmente con los Broncos de Denver es lamentable y muy preocupante para la franquicia.

La era post Gary Kubiak no pinta nada bien, pues pese a que arrancaron con dos victorias consecutivas ante los Chargers y Dallas, los Broncos sólo han podido ganar uno de los últimos seis encuentros y acarrean ya cuatro derrotas consecutivas.

El domingo anterior quedó demostrado que el problema no es únicamente la ofensiva, pues pese a que se nombró a Brock Osweiler como el quarterback titular por encima de Trevor Siemian, los de Denver fueron aplastados por Philadelphia por 51-23.

La presión ya llegó en demasía para Vance Joseph y el resto de su equipo, pues con marca de 3-5 no sólo ocupan el último lugar de División Oeste en la Conferencia Americana, sino que las posibilidades de playoffs se ven realmente lejanas.

En los últimos tres cuatro encuentros los Broncos sólo han logrado anotar 52 puntos y no han encontrado un equilibrio entre el ataque terrestre y el aéreo.

Por si fuera poco en la Semana 10 recibirán a los actuales campeones, los New England Patriots y de sumar una derrota más, podrían quedar sin posibilidades de postemporada desde muy temprano.

 

3.- La irregularidad de Seattle.

Los Halcones Marinos de Seattle parecía que habían encontrado el camino correcto para volver a ser ese equipo que no hace mucho ganó un Super Bowl y llegó a uno más, cayendo ante los Patriots.

No obstante en esta semana su actuación fue decepcionante, ya que cayeron en casa frente a los Washington Redskins en un partido en donde Russell Wilson y su ofensiva lució verdaderamente inoperante.

El gran villano no fue el propio Wilson, sino el pateador Blair Walsh, quien falló tres goles de campo que posteriormente les hubiera dado el triunfo para mantenerse empatados con el conjunto de los Rams.

Wilson completó apenas 24 de 45 intentos para lograr 297 yardas y fue interceptado en dos ocasiones, mientras que Doug Baldwin completó 107 yardas y anotó sólo en una ocasión. El ataque terrestre tampoco fue nada bueno, pues ni Wilson, ni Thomas Rawls lograron superar las 100 yardas en casi 20 acarreos.

Con marca de 5-3 los Seahawks se quedaron momentáneamente fuera de la postemporada y un puesto por debajo de los Carneros en la División Oeste de la Conferencia Nacional.

 

2.- Dallas vuelve a ser candidato.

En lo que se resuelve la situación de Ezekiel Elliott y su suspensión por violencia doméstica, los Dallas Cowboys han vuelto a ser un equipo contendiente dentro de la Conferencia Nacional, pese a mantenerse por debajo de las Philadelphia Eagles.

En esta última semana el equipo de Jason Garrett venció con autoridad a uno de los equipos candidatos dentro de la Conferencia Americana, como lo son los Chiefs de Kansas City.

Dak Prescott volvió a lucir en el AT&T Stadium al completar 21 de 33 intentos, consiguiendo un total de 249 yardas y dos anotaciones, mientras que el propio Elliott corrió para 93 yardas en 27 acarreos y logró meterse en una ocasión a las diagonales.

Terrance Williams fue el mejor hombre para los Vaqueros, al recibir en 9 ocasiones para conseguir completar 141 yardas.

La mala noticia para Dallas es la lesión de su receptor Dez Bryant y las desatenciones defensivas que les costaron un increíble touchdown cuando terminaba la primera mitad ante Kansas, cuando fallaron en la marca y Tyreek Hill se escapó hasta las diagonales.

 

1.- Los Rams y su ofensiva de miedo

Después de nueve semanas disputadas, cabe destacar lo hecho por Los Angeles Rams que con marca de 6-2 están muy cerca de estar en la postemporada.

Jared Goff ha sorprendido a propios y extraños con su espectacular ofensiva, que terminó con un triunfo de 51-17 como visitantes sobre los New York Giants, para mantenerse en la cima de la División Oeste en la Conferencia Nacional.

El joven mariscal de campo completó 14 de 22 intentos con un total de 311 yardas y logrando lanzar en cuatro ocasiones hasta la zona de anotación. De igual manera Todd Gurley acarreó en 16 ocasiones para conseguir 59 yardas y meterse en dos ocasiones a zona prometida.

Robert Woods recibió en cuatro ocasiones para lograr 70 yardas y dos anotaciones, mientras que Sammy Watkins sólo consiguió una recepción de 67 yardas para anotar y Tyler Higbee con una recepción de 8 yardas también logró meterse a las diagonales.

Ahora los Rams volverán a casa para recibir a unos desinflados Houston Texans y de combinar un triunfo con una derrota de Seattle, podrían dar un paso firme hacia los playoffs.

 

¡Gracias por leer!

Checa los demás resultados de la Semana 9 en nuestra página y no olvides compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s